21 de noviembre de 2014

Mi Odisea

Vi el barco alejarse del puerto y vi también como poco a poco te alejabas de mí.
Esperé ansiosa tus cartas y permanecí horas enteras en la arena ennegrecida esperando un regreso que todo el mundo decía que no llegaría.
Al principio, solía pensar que habías naufragado, que el barco no había llegado a ningún lugar y que ese cuerpo que tantas veces yo había amado estaba deshaciéndose en lo más profundo de algún mar.
Pensaba también que el naufragio no había sido en el agua sino en los brazos de alguna sirena extranjera, una Circe con pechos voluptuosos y larga melena que con sus versos y leyendas te había convencido para que te quedaras con ella.
Alguna vez, aunque pocas, pensaba que volverías a mí, creía durante unos segundos que te vería regresar a mí como regresó Ulises.
Pero no hay epopeya griega en lo nuestro.
Tú te fuiste a navegar y yo he visto ir y venir demasiados barcos.
Aunque tal vez lo fui, ya dejé de ser esa Penélope dispuesta a esperarte sin razón alguna.
Yo no soy ninguna santa y no necesito el regreso de un héroe.

Tan solo el calor de un hombre que en verdad esté presente.

9 comentarios:

  1. A veces cuando algo se va lo mejor es que no vuelva porque entonces parte de la magia ya murió...
    saludos.

    ResponderEliminar
  2. jajajajaja xlol xd xd xd xlol jejejejeje
    gran texto

    ResponderEliminar
  3. Me ha recordado a la canción del muelle de san Blas jiji
    Para tener un cobarde al lado, es mejor no tenerlo. La huida no está permitida. Será por personas dispuestas a quedarse y luchar(te).
    Besitos.

    Miss Carrousel

    ResponderEliminar
  4. Me encantó. Me ha conmovido muchísimo.
    Un besazo <3

    ResponderEliminar
  5. Quién quiere héroes pudiendo ser reina de quien realmente está de verdad.
    Me ha encantado.

    ResponderEliminar
  6. ¡Hola!
    Primero que nada quería decirte que muchísimas gracias por el hermoso comentario que dejaste en mi blog, me hizo mucha ilusión leerlo.
    Y respecto a la entrada, ¡qué maravilla, me ha encantado! Ahora mismo acabo de dar la Odisea en Literatura, por eso me ha fascinado leer esto tan bonito. Me encanta la visión que le has dado, ser más fuertes que esas Penélopes que esperaban a sus héroes porque ya no los necesitamos.

    Un placer regresar a este maravilloso rinconcito.

    ¡Un abrazo, que seas muuy feliz! ♥

    ResponderEliminar
  7. Hola, entrada llena de sensaciones, esperar pero con un tiempo limitado. Sino regresa a seguir viviendo.
    Me gusta la comparación con la historia de Ulises. Un besito

    ResponderEliminar
  8. Guau, que buena entrada. A veces una no necesita ser salvada por nadie, a veces una solamente necesita unos brazos en quien repararse. Te sigo! A seguirte leyendo.

    Te veo por mi blog? un besote :)

    ResponderEliminar
  9. ¡Hola! ♥
    Siento molestarte de nuevo con mis comentarios. Solamente quiero decirte que es una pena que hayas dejado de escribir porque me encantan tus entradas y creo que consigues transmitir, arañar el alma de los que te leemos a través de las palabras...
    Además, me gustaría decirte que he creado un nuevo blog. Si quieres pasarte, tienes toda la información en la última entrada que he publicado en mi blog (misspoessia.blosgpot.com). Estás más que invitada a pasar por mi nuevo rinconcito, es algo que me hace mucha ilusión y creo que si decides quedarte y darle una oportunidad, te va a gustar mucho. Pero si no quieres ir, no pasa nada, yo con pasar por aquí estoy más que satisfecha.

    Un abrazo, espero que seas muy feliz.

    ResponderEliminar