24 de abril de 2014

Vuelta al pasado

El chico de ojos oscuros le quitó el recién abierto botellín de cerveza de entre las manos girándose levemente.
Ella, sorprendida, se quedó mirándole a la espera de una explicación que, intuía, tardaría en llegar.
    _Y ahora estamos aquí_ dijo dando un largo trago_. Tú y yo. Como si el tiempo no hubiera pasado.
    _Pero sí ha pasado_ se atrevió a contestar ella_. Ya nada es lo que fue.
    _Podría serlo, ¿no crees?_ dejó el botellín sobre la barra y la miró fijamente_. Las cosas no son tan diferentes...
    _Todo es diferente_ susurró ella sin perder sus ojos_. Yo soy diferente

Se hizo de nuevo el silencio. Un silencio plagado del ruido de aquella maloliente y sobresaturada discoteca a la que ninguno de los dos sabía muy bien cómo había llegado. Era un silencio empalagoso, tenso, rozando lo insoportable. Un silencio con el que ninguno de los dos se sentía cómodo pero del que era demasiado difícil escapar.

    _Hace cuatro años…_ comenzó ella jugueteando con el botellín_. Yo era una cría aún. Jugueteaba, coqueteaba, tonteaba…
    _Pero te enamoraste_ atacó él con aquella palabra demasiado cara_. Te enamoraste de mí.
    _ ¿Y qué si así fue?_ se defendió_. Yo ya no soy aquella yo.
    _ ¿Tanto sufriste por mí?
Ella se terminó la cerveza y se puso frente a él sujetándole los hombros.
    _Lloré mil noches por ti. Me rompiste el corazón cachito a cachito de una forma que creí que no era posible. Me dolía hasta imaginarte_ se tragó las lágrimas_. Pero se acabó. Lo nuestro, si es que alguna vez tal cosa existió, se murió.
    _Yo lo maté, ¿no es así?_ susurró el sin moverse un solo centímetro_. Fui un cabrón insensible, ¿no? Un niñato. Un gilipollas.
    _Ya hace demasiado tiempo_ ella se dio la vuelta_. ¿Para qué le das vueltas ahora? ¿De qué vale? El tiempo todo lo cura… incluso un corazón con miedo a latir.

    _Quizá el tiempo haya pasado. Quizá hayamos cambiado_  dijo él viéndola caminar hacia la puerta_. Pero una parte de ti siempre me amará. Y una parte de mí siempre se odiará por haberte dejado escapar.

4 comentarios:

  1. Linda historia de amor, donde hay idas y vueltas!

    saludos

    ResponderEliminar
  2. Preciosa tu entrada, y precioso tu blog :)

    ResponderEliminar
  3. Me gusta, fresco y a la vez profundo. un beso

    ResponderEliminar
  4. Me encanta. Estampa perfecto lo que siempre he pensado de que uno solo se enamora una vez.

    ResponderEliminar