30 de septiembre de 2013

Noches de tormenta

No se si me ha despertado la lluvia o simplemente me impide dormir.

Miro las incandescentes letras rojas de mi odioso despertador y suspiro.
Aún son las cuatro.

Retiro la colcha blanca y la cama, una noche más, me parece desmesuradamente grande para dormir sola.
Suspiro mientras me levanto.
Necesito un té caliente.

Mientras la tetera silba, me asomo al balcón tratando inútilmente sentirme parte de la ciudad, y como era de esperar, no lo consigo.
Me siento tan sola y vacía como mi cama cada noche.

Me acurruco en la mecedora de mimbre envuelta en una maltrecha manta de lana y con la taza de té entre mis dedos, repasando con mi mano izquierda la estructura ósea de mis hombros necesitando desesperadamente que alguien los masajee y mime por mí.

Las lágrimas caen en la taza que me bebo tan lentamente como soy capaz, pues el fantasma de mi frío dormitorio y mi cama vacía aún me atormenta.

Termino el té y me obligo a acostarme.

La lluvia sigue a mi lado, no se si despertándome o impidiéndome dormir.

6 comentarios:

  1. La lluvia y la soledad son grandes compañeras, aunque no siempre bien recibidas. Ideales para la inspiración, pero no para entrar en calor.

    Ánimo con todo Anaid, mucha suerte. Te esperamos aquí, como siempre. Besos enormísimos =)

    ResponderEliminar
  2. Que bello lo que has escrito, te deseo mucho ánimo! un beso (:

    ResponderEliminar
  3. Es de esos momentos cuando surgen las mejores letras...

    ResponderEliminar
  4. Devastador. Hermoso. Doloroso. Bello.
    Eso es lo que pienso de tu texto.. Uno que refleja momentos que todos sentimos alguna vez.. y donde las palabras surgen a la vez que las lágrimas..

    Espero que estés bien :), mucha fuerza.

    ResponderEliminar
  5. Hola Anaid!
    No se si te acuerdas de mi (Un pequeño pedazo de cielo).
    Aunque hace mucho que cerre el blog debido a que deje de ser una adolescente soñadora para pasar a ser un proyecto de joven soñadora, sigo pasandome por aqui, de cuando en cuando... Y entradas tan fascinantes como esta me hacen sentir una sensacion increible. Una de las mayores maravillas del universo consiste en pararse y darse cuenta de que todo lo que hayamos podido sentir -la soledad, el vacio, el amor, las mariposas, la incertidumbre y el dolor- todo, lo han sentido otros antes, a lo largo de los siglos. Y eso se ve en la literatura, en los libros y en entradas como esta.
    Me he sentido muy identificada contigo en la entrada en la que hablas de "dejar de ser tú misma". Pero nos olvidamos de que la vida son etapas, etapas en las que nos vemos metidos y nos damos cuenta tarde. De pronto te das cuenta de que no escribes tanto como antes, de que la universidad ocupa tu mente mas que las estrellas o la naturaleza, te das cuenta de que hace mucho que no escribes canciones o creas cualquier expresion genuina de arte...
    Pero esta bien, es natural, porque crecemos sin darnos cuenta. Y esta bien porque es en esos momentos en los que te das cuenta de lo maravillosa que era "tu esencia", y vuelves a pasar noches despierta escuchando la radio y escribiendo, o simplemente te paras para preguntarle a la niña interior que estaria haciendo en estos momentos...
    Y sigues teniendo el alma de poeta y de blogguera aunque no lo hagas tanto como antes. ¡Eso no te hace una pesima bloggera!

    No hagas como yo, manten esto abierto porque escribes cosas maravillosas. Ademas, es una inspiracion: no se si lo llegaste a saber, pero yo me decidi a abrir mi blog alla a los 15 años en parte animada por la fascinante historia de angeles que escribiste, Christian se llamaba creo.

    Te deseo mucha suerte en todo y muchas felicidades por escribir la novela de Sombras :) Debe ser muy gratificante.

    Para despedirme, te recomiendo "El retrato de Dorian Gray", que seguro que lo has leido ya, pero en caso de que no lo hubieras hecho, ha sido uno de los libros mas fascinantes que he leido nunca, de esos que te cambian la vida. Es un libro muy especial que te recomiendo.

    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro que te recuerdo, a ti y a todo lo que escribías y a todo lo que hablamos. Si este año nuevo lo he empezado con espíritu escritor renovado, es en parte gracias a ti y a este comentario que me ha arrancado lágrimas y sonrisas.

      Y si, me he leido como mil veces el retrato de Dorian Grey y es simplemente perfecto.

      Besos preciosa.

      Eliminar