12 de diciembre de 2011

Un cariño especial

Esta  noche la Muerte viste rojo satén. A juego con sus ojos y sus labios.
Con una sonrisa de suficiencia, avanza con paso firme hacia su destino.

Angeline está dormida, abrazada a su osito de peluche que es más grande que ella y casi la tira de la cama. Sus ojos están cerrados y se chupa el dedo como aún se les consiente a las niñas de tres años.
La Muerte la mira desde el marco de la puerta.
Tan pequeña, tan dulce, tan frágil.
Se agacha sobre la cama para coger a la pequeña en brazos.

    _Me temo que te has equivocado de habitación, querida.
La Muerte se gira sobre si misma para descubrir el rostro de Meredith. Un rostro bañado en arrugas y enmarcado por una larga melena  blanca con brillos de plata.
Sus ojos azules están fijos en la imponente figura de la Muerte.
    _Deja a mi nieta sobre la cama, estoy preparada para irme contigo.
    _No he venido a buscarte a ti_ responde la Muerte contrariada_. No aún.
    _ ¿Vienes a llevártela a ella cuando le queda toda una vida por delante? No puedo permitirlo, no a estas alturas de mi vida. No, vieja amiga, hace tiempo que rondas esta casa y no es sino para llevarme a mí. Así que deja a la niña en la cama, anda. La noche se está haciendo fría y debemos partir.





Dicen que no existe amor más fuerte que el de una madre.
Pero si existe, sin duda es el cariño de una abuela.


11 comentarios:

  1. Y qué mejor forma de demostras ese cariño de la abuela con este relato. Es genial, siempre sabes tocar el corazón con lo que escribes:)

    ResponderEliminar
  2. Me ha encantado el relato, y la determinación de la abuela. Hay personas a las que quieres tanto que darías tu vida por ellas.

    ResponderEliminar
  3. Nada cómo el amor de abuela y la ilusión de la nieta. Hay que tener valor para hacer eso... Un besazo.

    ResponderEliminar
  4. Tienes mucha razón.
    Yo echo de menos a mis abuelas... a una por tenerla lejos y a la otra, porque a pesar de estar justo al lado de casa, en su mente cada vez se aleja más de nosotros.
    Me ha gustado mucho ^^
    Muchos besos enormísimos Anaid.

    ResponderEliminar
  5. Has conseguido que se me humedezcan los ojos.

    Espero verte pronto.

    ResponderEliminar
  6. ains volvíste a cambiar tu blog, :) hace que no paso a leerte, disculpa.

    tienes razón, si hay un cariño más verdadero y fuerte es el de una abuela, aunque siento una contrariedad, me apeno porque no tengo a las mías, y me alegro de quién sí puede nutrirse de sus abuelas, ... beso para todas las abuelas.

    ResponderEliminar
  7. aww k hermosa!! me encanto Felicidades escribes hermoso me encanta tu blog te sigo :)

    ResponderEliminar
  8. Gracias por tu visita!!! :) tu también eres muy especial!

    ResponderEliminar
  9. Tienes el don de dejarme sin palabras y de emocionarme con cada texto que escribes♥

    Espero que el 2012 nos traiga muchos relatos tuyos :) Feliz Navidad Anaid♥

    ResponderEliminar
  10. Muy bueno :)me encanta lo que escribís. Te dejo mi msn mesientomejor_solo@hotmail.com

    ResponderEliminar