22 de noviembre de 2011

Yaniss

El café sabe demasiado amargo. Demasiado fuerte.
Yaniss arruga la nariz cuando el ardiente líquido resbala por su garganta.
Suspira y se pone en pie tirando lo que queda en la taza por el desagüe del fregadero.

Camina lentamente por el pasillo buscando a tientas la puerta del baño.
Se mira en el espejo y éste le devuelve el reflejo de una reina venida a menos, rimel corrido, moño deshecho y ropa perdida. Su pálida piel está cubierta por una camiseta en absoluto suya.
Vuelve sobre sus pasos y se apoya en el marco de la puerta del dormitorio.

En una cama demasiado grande para uno solo, Ulrich aún duerme totalmente desnudo, lejos de los paseos matutinos de Yaniss.
La joven entra en el dormitorio y se viste lentamente. Las medias de rejilla. El vestido rojo. Los zapatos de tacón alto.
Deja la ropa de Ulrich perfectamente doblada a los pies de la cama, sobre el baúl.
Mira al muchacho una última vez y da un portazo.


Abre la puerta del coche negro que la espera en la entrada del edificio.
Idina está al volante, sonriente, pletórica, hermosa. Como una diosa bajada del Paraíso solo para ella.

En el asiento trasero descansan tanto los ahorros como las joyas de la familia de Ulrich.
Yaniss sonríe y cierra los ojos echándose hacia atrás en el asiento.

El pasional beso de Idina le pilla por sorpresa.
A pesar de ello, no tarda en reaccionar y abrazarla como solo se hace con la persona  a la que se ama...



14 comentarios:

  1. Akjaldfhlsdkfhgjdkf *-* Me encanta. Escribes genial, de verdad. Me gusta mucho cómo lo haces. El relato ha sido impactante. No me esperaba para nada la aparición de Idina, y mucho menos que el objetivo fuera coger el dinero de Ulrich.
    Besos.

    ResponderEliminar
  2. :O :O es precioso Me encanta :)

    ResponderEliminar
  3. Pues sí porque un abrazo de la persona que amas es lo más grande. Un besazo.

    ResponderEliminar
  4. wow, que breve pero intenso a tope, que buena eres maaaadre!

    ResponderEliminar
  5. Tus textos me apasionan *O*!!
    gran final...inesperado, me gusta.

    Saludos!

    ResponderEliminar
  6. Sorpesa en mi blog, espero tu visitaa♥

    ResponderEliminar
  7. ¡Genial! muy buen final, y la brevedad es lo fuerte del relato.

    ResponderEliminar
  8. y la abrazo tan fuerte que puedo oir cada latido de su corazon ..

    ResponderEliminar
  9. Yaniss, que chica curiosa. Me encantó el final :)

    un beso

    ResponderEliminar
  10. Me encanta este blog, no se como no lo he encontrado antes! ES PRECIOSO.
    Me verás por aquí amenudo.
    Te espero:http://noesesotristezaentusojos.blogspot.com/
    Un beso

    ResponderEliminar
  11. Esta historia me ha recordado a una canción que solía escuchar hace un tiempo:

    "Lo malo no es que huyera
    con mi cartera y con mi ordenador,
    peor es que se fuera
    robándome además el corazón".

    Me gusta lo que escribes y cómo lo escribes. He llegado hasta aquí de pura casualidad, me ha traido un amigo que al parecer tenemos en común. Y por lo que me ha contado, ha debido de hablarte de mí en más de una ocasión.
    Un saludo, te seguiré la pista a partir de ahora.

    ResponderEliminar
  12. Me encanta, escribes demasiado bien, lo digo de verdad, me encanto :)

    Besos*

    ResponderEliminar
  13. Ya lo creo que si faltan....jajajaja, yo nunca me he encontrado uno asi xD

    ResponderEliminar