4 de octubre de 2011

Dama Plateada

Quería dejaros por aquí este pequeño delirio con el que hace cosa de un año gané un concurso de relato, a ver que os parece.
Disfrutadlo.







"Buenas noches amada mía. Te he extrañado durante el día, como de costumbre. Últimamente cuento hasta los minutos que pasan sin verte. ¿Tú me has echado de menos? Calla querida, no digas nada, no hace falta. Claro que me extrañabas, ¿no es cierto? Debes de echar en falta alguien con quien hablar estando siempre tan sola… Ah, mi amor, cada uno de nuestros encuentros es tan dulce como breve, si pudiera acariciarte una sola vez, una sola… Pero al menos te veo, te siento cerca, tan cerca que parece que puedo cogerte tan solo con alzar la mano… Pero, ¡oh cruel!, juegas conmigo haciéndome creer que te alcanzo, que consigo acercarme a ti…
Hoy estás especialmente hermosa, mi amada, con ese vestido de plata que parece brillar sobre tu piel tan pálida que roza la irrealidad… Te cubres del frío con esa larga capa negra de brillos tan extraños como toda tú… pero no hay noche en que no me parezcas bella, incluso cuando te escondes de mis palabras, mis versos, mis cantos… las noches en las que no puedo contemplarte y hablarte y acariciarte si no con mis manos, con mis palabras…

¿Qué es lo que piensas de mí? ¿Qué soy un loco? Sí, quizá tengas razón, quizá haya perdido la poca cordura que me quedaba desde que duermo de día para poder hablarte en las noches, desde que apenas como y camino como sonámbulo… ¿Locura? ¿Amor?
Ambas querida mía, porque cuando el amor no es locura no es amor, digan lo que digan. Yo seguiré viniendo aquí cada noche, con mi violín y mis palabras, tratando de acercarme a ti y de buscar ese amor que se que también me profesas. Sé que amas porque acudes a mí cada noche, porque escuchas atenta mis versos y mis canciones. ¡Oh, mi dama! ¡Qué loco parezco aquí, en lo alto de esta montaña, hablando para ti aunque hable solo para el resto del mundo!
¿Loco? No, loco no mi vida, no has de preocuparte. Enamorado. ¡Enamorado! ¡Sí, princesa! Enamorado de tu imagen y tu brillo que me persigue en mis sueños diurnos, enamorado de un contacto que nunca llega, de unas palabras invisibles que creo que de ti resuenan, de lo dulce que es el viento cuando tú estás cerca.

¡Ay de mí, querida! ¿Qué será de este pobre loco? ¿Qué será de mí si sigo cada noche pegado a tus faldas a la espera de que te sientes a mi lado  y me abraces y me ames como yo a ti? Algún día seré un viejo, mi amada. Perderé la alegría por la vida de esta mi juventud, seré un hombre bañado en arrugas con los ojos cansados de tanto mirarte pero fieles a tu imagen que es la única que quiero contemplar el resto de mi vida. ¡Si, niña mía! ¡Yo permaneceré aquí por el resto de mis días, hasta que los años caigan sobre mi cuerpo y no haya hueso que no me duela! Seguiré aquí contigo, pequeña princesa, contándote cuentos y tratando de darte el amor que un hombre sencillo como yo puede darte.

Podría delirarte los versos más hermosos esta noche, podría, como dijo el artista, gritarte que te quiero hasta perder la voz, que te llevaría más allá de los sueños. Que tu amor me hace libre. Que no se ni quien soy desde que apareciste en mi vida, desde ese momento en el que puse tu nombre a cada suspiro que se escapa de mi boca. Podría, mi amada, pasar contigo la vida entera como lo hice en las pasadas…

¿Ríes querida? ¿O ha sido el viento? ¡Ah, sabio misterio! ¿Ha sido tu dulce risa de ninfa la que ha llegado a mis oídos o habrá sido el viento cruel y maldito que quiere engañar a mis sentidos? Pregunta sin respuesta, ¿no es cierto? Pues ahora en este bosque sólo queda el silencio.
¿Quieres que grite? ¿Quieres que con mi voz rasgada tiña el cielo con tu nombre? Está bien, mi amor, lo haré si es tu deseo. Porque es mi fin complacerte y caer rendido a ti como un títere, un simple muñeco a merced de un ser que todo lo puede. Tú mi máximo exponente. Déjame susurrar a voces tu nombre, teñir el mundo con la más bella palabra que ha existido y existirá.
Ahora escucha, no digas nada, déjame gritar.

¡Oh Luna! ¡Mi Luna! ¡Mi niña Luna! ¡Mi amor de infancia, juventud y toda una vida! ¡Oh Dama Plateada! Nocturna, distante, lejana, callada… Déjame amarte, oh mi Luna… Déjame amarte”


21 comentarios:

  1. Muy chulo! Al principio me estaba recordando La dama de blanco, de Wilkie Collins pero luego ya he visto que tenía un final sorprendente...no me extraña que ganases!
    Por cierto que me encanta la frase "Podría delirarte los versos..."
    Un beso enorme!

    ResponderEliminar
  2. Tu blog está excelente, me encantaría enlazarte en mis sitios webs. Por mi parte te pediría un enlace hacia mis web y asi beneficiar ambos con mas visitas.

    me respondes a munekitacat19@hotmail.com
    besoss
    Catherine

    ResponderEliminar
  3. He sentido todo un cosquilleo en el estómago leyendo este texto, si me dijeran que lo ha escrito el propio Goethe me lo hubiese creido. Qué bien has captado la esencia del romanticismo de epocas pasadas... Simplemente brillante.
    Yo tampoco me esperaba que se tratase de la luna, ha sido toda una sorpresa :)

    ResponderEliminar
  4. Grandioso, espléndido! Menudo talento corre por tus venas!

    ResponderEliminar
  5. Me encanta!!!
    gracias por pasarte!♥

    ResponderEliminar
  6. Ay, qué chulo! Me ha sorprendido mucho el final, como a los demás supongo! Está súper bien escrito y al detalle *w* Normal que ganases! Felicidades :D!

    ResponderEliminar
  7. "...porque cuando el amor no es locura no es amor...", puro arte del bueno! Se me erizó la piel, hermoso! Felicidades! Bien merecido.

    ResponderEliminar
  8. como nadie me introduzca 2 dedos en la garganta me arrancaré los ojos y los arrojaré tan lejos que cuando aterricen putrefactos se hallarán

    ResponderEliminar
  9. Muchas felicidades!! Qué romántico! Un muy merecido premio!! Ayer me fijé y creo que hoy va a ser luna llena :) que tengas un fantástico día! Muás y muchas gracias por tu comentario! Más muás :)

    ResponderEliminar
  10. El final me ha resultado inesperado ^^ Me ha gustado mucho, ha sido romanticismo en su estado puro y duro.
    Me ha recordado, en parte también, a la película de Tiana y el sapo. No sé si la has visto o no, pero me ha recordado tu luna a la brillante Evangeline ^^
    Un beso enormísimo, amiga, y siento haberte leído con retraso, pero últimamente entre semana no soy persona civilizada :P

    ResponderEliminar
  11. Tu eres otra de las pocas personas que consigue levantarme la moral con tan solo unas cuantas palabras. Esa gran frase que me has puesto al final del comentario me ha hecho pensar, y tiene bastante razón...
    Mil gracias por todo, Anaid :)
    (Al principio pensaba que te llamabas Diana, y que era tu nombre invertido xD, aunque el tuyo me gusta bastante)

    ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
  12. Pues, tras leerlo, debo decir que no me extraña lo más mínimo que ganases. Es tan... hermoso *3*
    Digan lo que digan los futuristas, no hay nada más hermoso que la luna llena, hermosa y plateada. Bueno, quizás un atardecer, pero eso ya es cosa de cada uno xD
    Siento estar desaparecido, mi inspiración está en cero y, aparte de lo que escribo para 7DSC, no consigo casi nada decente. Sin embargo, leerte hace que me den ganas de volver y no marcharme más.
    Un beso enormísimamente enorme
    (¿Has acabado con Abbise?)

    ResponderEliminar
  13. Oh, Dios. Normal que ganaras el premio.
    La idealización de la Luna, las personificaciones, las metáforas. Oh, son perfectas!
    Tienes una forma increíble de tratar las palabras para darle forma a un texto. En serio, me gusta mucho!
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  14. es genial, amo como escribes, con razón has ganado *_*
    "porque cuando el amor no es locura no es amor", Hermoso

    un beso.

    ResponderEliminar
  15. Aquí viene mi abrazo!!! :) Y refelicidades por el premio :) Besotes!!!

    ResponderEliminar
  16. Ai senti mariposas ! jajajaja me encanto.. mucho ! encerio, es hermoso ! Si queres pasar.. Sos bienvenida ♥

    ResponderEliminar
  17. Genial. Un amor conmovedor, de esos que son eternos y nunca olvidados. :)

    ResponderEliminar
  18. Es increíble el relato, en serio, las palabras fluyen entre un aire misterioso y romántico, y eso me encanta. ¡Te doy un 10!
    Un beso.

    ResponderEliminar
  19. "¿Tú me has echado de menos?
    ¿Qué es lo que piensas de mí?
    ¿Qué soy un loco?
    ¿Locura? ¿Amor?
    ¿Qué será de este pobre loco?
    ¿Qué será de mí si sigo cada noche pegado a tus faldas a la espera de que te sientes a mi lado y me abraces y me ames como yo a ti?
    ¿Ríes querida?
    ¿Quieres que grite?
    ¿Quieres que con mi voz rasgada tiña el cielo con tu nombre?
    Déjame susurrar a voces tu nombre.
    Ahora escucha, no digas nada, déjame gritar."

    ¿Que os parece?
    Me parece genial Anaid.
    Lo disfrute!

    ResponderEliminar
  20. ho. interesante historia, gracias por escribirla, y de hecho me gusto tu blog, lo encontre visitando blogs, y de hecho me convierto en tu seguidor.

    Gracias

    ResponderEliminar