21 de septiembre de 2011

100*

Hoy podía ser  un día como otro cualquiera, y seguramente lo sea para la mayoría de la gente.

Pero para mí, por algún que otro motivo, este es un día bastante especial.

Hoy cumplimos 100 entradas en las Letras de Plata.
100 delirios de esta aspirante a escritora.
100 sueños suspirados en la menor.
100 trocitos de historia.

100 entradas en las que ha habido lágrimas y sonrisas en prácticamente igual proporción, con historias a medias y medias historias.
100 cachitos de cuento con princesas en converse que sueñan con comerse al lobo feroz en vez de escapar de él.

Sencillamente, cien escapadas del mundo a este lugar donde todo es como yo quiero que sea, a este pedacito de cielo en el que he encontrado a tan fascinantes amantes de las letras con los que casi sin querer comparto tanto...
Gracias por cada comentario, cada palabra, cada ánimo y cada sonrisa arrancada a lo largo de este camino que hemos forjado juntos.
Gracias a quienes lleváis aquí tiempo incontable (Carlos.Leo. Calypso. mi muy querida Energeia. ) como a quienes hace poco que entrasteis en mi palacio plateado (Mi siempre genial Mandarina. Mi cada día más apreciado Alvaro Reneses. Lil. Sapphire. Galmar. El impresionante Christian Bliss. El encantador Daniel).

En definitiva, gracias a quienes hacéis que valga la pena escribir.
Vamos por otras cien.

__________________________________________


Y es que es tan alucinante...*
Si algo me despista vuelvo a comenzar, solo tú, solo tú, solo tú...

¿Sabes qué?
Me gustas.
Me gusta tu mirada tan sincera como todo tú, me gusta tu sonrisa dulce y tu pelo oscuro, me gustan tus manos de guitarrista cuando se ponen temblorosas, temerosamente tímidas al dar una caricia. Me gustan tus canciones y tus versos. Tus frases bonitas a las siete de la mañana. Me gusta tu portal y el descansillo de tu ático.... Me gusta cuando suspiras diciendo mi nombre, cuando te robo besos y sonríes, cuando te picas porque abro los ojos para ver lo dulce que eres. Me gusta que me beses y me busques las cosquillas, que me hagas callar con un beso y que te brillen los ojos al decir mi nombre.
Me gusta cuando me das la mano y me aprietas fuerte haciéndome creer que no me soltarás jamás, me gustan tus abrazos eternos, tus mensajes y tus privados.
Me gusta cuando me dices cosas bonitas, cuando aseguras ser un chapuzas sabiendo que eso no es cierto, cuando me llamas tontina y sobretodo, cuando me dejas sin respiración.
Me gusta que confíes en mí y me cuentes tus cosas, que nos apoyemos el uno en el otro para sobrevivir en el mundo, me gusta la seguridad que me aporta estar contigo y sentirme protegida y salvo cuando estoy a tu lado.
Me gusta que me hagas sentir especial y princesa de cuento, me gusta (me encanta!) tu timidez aunque te la robaré a base de besos y mordiscos.

Me gusta tener a mi lado a un chico tan sencillamente perfecto.


Y ya lo sabes...
...no me faltes nunca*




14 de septiembre de 2011

Y es que


ella lo sabía TODO sobre el sexo.




Pero NADA sobre hacer el amor




6 de septiembre de 2011

Mi guitarra suena cuando tú estás...

Si tengo una razón de existir a parte de las letras, esa es la Música.

Mi Diosa, mi Musa, mi Fuente de Eterna Inspiración.
Ella es la que hace latir la sangre por mi cuerpo, la que me da aliento, refugio y me lleva al hogar.
La Música me hace ser quien soy, es parte tan vital de mi como cada uno de mis órganos y el oxígeno necesario para sobrevivir.

Y cuando resulta, que algo que es tan vital e importante para ti puedes compartirlo con gente importante y especial, entonces, no te llegan las palabras.
Se te hace un nudo en el estómago, se te suben las lágrimas y la cabeza deja de funcionar para solo... sentir.

Para compartir acordes y notas rasgadas y entonadas a [des]tiempo. Para disfrutar de una voz que se supera a si misma cada vez que la oyes, para ver a un músico que ama la música tanto o más que yo, que lo mismo te habla de Nirvana que de Amy Winehouse...
Cuando algo es tu fuente de vida y encuentras a alguien que lo comparte, entonces, un cachito de tu vida estará completo para siempre...



Gracias por llevarme Fuera de Lugar, por acompañarme a ese mundo donde todo funciona como a mi me gusta que funcione.
Gracias a todos, pero sobre todo a Ti.
Si a Ti, mi superguitarrista motivado inspirador de versos de esta aspirante a escritora.
Y recuerda, me has prometido un Dueto.
Lo quiero.