18 de mayo de 2011

Nora

Nora se despertó con una sonrisa pintada en el rostro como las últimas semanas, se despertó pensando el ÉL y en que a lo mejor, por una vez, las cosas podían llegar a salirle bien... A lo mejor tenía su final de cuento de hadas...
Ingenua...

Nora sabía que su Príncipe Encantador estaba pasando una mala temporada, que estaba triste, desganado y había perdido la fe en el amor... y aún así, ella estaba dispuesta a volver a hacerle creer. Ella quería que él fuera feliz, que estuviera bien, que sonriera... y por unas semanas creyó que podría lograrlo, que poco a poco conseguiría sacar al Príncipe de sus Tinieblas.
Pero se equivocó.
El Príncipe seguía obcecado en su aversión al amor, y Nora lo supo cuando se enteró de que el Príncipe compartía besos y mimos con otra dama de la Corte.

Nora supo que lo que ella había interpretado como un pequeño paso en el despertar del Príncipe era mentira, que todo lo que ella había sentido estando con él no servía para nada, que a él no le importaba en absoluto los sentimientos que se habían despertado en su interior.
El Príncipe quería jugar y Nora había entrado al juego con demasiada fuerza.
Había puesto un cachito de su corazón tratando que el Príncipe volviera a tener esperanza en el amor, y él, seguramente sin ni siquiera darse cuenta, lo había hecho añicos.


Nora se escondió entre las sábanas blancas de su cama y se dejó envolver por el sueño.
Estaba acostumbrada a que sus ilusiones se desvanecieran.
Pero todo eso no le haría perder la fe en el amor.
Eso no.
Eso nunca.

7 comentarios:

  1. Tengo curiosidad por saber cómo acabará la historia :P

    ResponderEliminar
  2. puff... se elige a la persona equivocada en el momento menos oportuni quizás, y por ello no se debe perder la fe en que hay un "principe" que sí atenderá nuestros sentimientos, eso seguro.

    ainsss Nora Nora acostumbrarse a perder ilusiones no es bueno pero mantenerlas es tan complicado...

    tus escritos me pierden y como dice javi "quiero saber más".
    un beso bella y gracias por tus comentarios.

    ResponderEliminar
  3. todo nos llega, todo nos hiere, todo se va quedando, y nos convierte en mañana, a veces, es mejor no ser un mañana, solo ser hoy, romper las perspectivas, pero hay días en los que la mañana llega antes de tiempo, y le coge el frío de la madrugada, qué triste es ver de tan diferente forma un mismo amor que no era tal, o sí, pero las perspectivas a veces se quiebran, y ofrecen un mañana triste. a veces pienso que es mejor ocupar la cabeza en otras cosas, solo vivirlas y entender que si para ti compromiso es compartir, para otra persona puede ser cárcel. me he enrollado un poco, en fin, porque hoy es hoy, y no mañana, biquiñossss

    ResponderEliminar
  4. Tus historias son realmente adictivas..
    Escribes muy bien!! deberías intentar publicar un libro...
    Te sigo..

    un abrazo!!

    ResponderEliminar
  5. el gallego y sus letras, es un hermoso idioma sí, un abrazo y gracias por tu comentario!! A mí, me encanta Moby :)
    ...un abrazo

    ResponderEliminar
  6. Menos mal, nadie debería perder la fe en el amor :)

    ResponderEliminar
  7. Hola :

    Me llamo Eliana Villarreal Bravo soy administradora de un sitio web. Tengo que decir que me ha gustado su página y le felicito por hacer un buen trabajo. Por ello me encantaria contar con tu sitio en mi directorio, consiguiendo que mis visitantes entren tambien en su web.

    Si estas de acuerdo hazmelo saber enviando un mail a eliana.villarreal.bravo@hotmail.com

    Eliana Villarreal

    ResponderEliminar