3 de marzo de 2011

Quiero decirte que me gustas, que no dejo de pensar en ti...

Y ojalá te dieras cuenta, ojalá despertaras de esa pesadilla pintada de oro en la que Ella te tiene preso.
Ojalá pudieras ver los Siete Colores del arcoiris y descubrir los olores mágicos que tienen las flores a la luz de las estrellas.
Ojalá supieras mirarte al espejo y verte con los ojos que una vez fueron tuyos y que juraban comerse el mundo sin rendirse ante nadie...


3 comentarios:

  1. y por qué no lo dices? si no te das prisa un día será demasiado tarde y la oportunidad se habrá perdido en el pasado

    ResponderEliminar
  2. Ojalá que más gente pudiera vivir e interpretar el amor de esa manera y lo pueda escribir tan tierna y simplemente como vos. genial.

    te espero en mi blog, un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Ójala!! esta palabra me revito yo también a diario miles de veces!! Ójala! Te aconsejaría que abrieras tu boca para decirle lo que sientes y lo que guardas, y lo que te gustaria y lo que harías...y todo lo que quieras; pero es difícil hacerlo, hay que ser muy valiente! pero cada uno sabe cual es lo correcto y que es lo que tiene que hacer. De momento seguiremos sufriendo. Saludos.

    ResponderEliminar