20 de enero de 2011

Duele

Y sí.
Duele.
Claro que duele.
Duele hasta en partes de tu cuerpo que no creías que pudieran doler.
Duele desde los hemisferios del cerebro hasta las uñas de los pies.
Duele en las pestañas, en los dientes y en todos y cada uno de los lunares de la piel.



Pero si no me mata... si ese dolor no me mata, no dudes que me hará mil y una veces más fuerte.

5 comentarios:

  1. Los sentimientos dañinos nos hacen crecer.

    ResponderEliminar
  2. El dolor es una parte de nosotros, pero caray!!! que lo bueno nos embargue de vez en cuando y nos haga flotar y alcanzar la luna!! :))) muchas gracias por tu voto! Y felicísimo fin de semana:)))

    ResponderEliminar
  3. Ese dolor...
    Quizá sea muy típico decir esto, pero "el tiempo lo cura todo", y no por arte de magia: sino porque inevitablemente te hace olvidar, aunque sea cada día el más pequeño fragmento de ese recuerdo, de ese sentimiento.

    Poco a poco el dolor se va mitigando. Aunque parezca tan inmenso que inunde tu interior.

    ResponderEliminar
  4. muy bonitooo :)

    por cierto volví a abrir el blog

    ResponderEliminar