19 de abril de 2009

Capítulo seis

Siento el restraso en la h istoria, pero acabo de llegar de casa de mi padre y allí no tenía internet.
Este es último capítulo de la Primera Parte, por lo que mañana empezaré la Segunda en la que la historia ES CONTADA POR CHRIS.
Capítulo cortito y mañana más.


_Ariadne, despierta_ susurró alguien en mi oído_. Venga, hemos llegado.
_ ¿Diego?
_Si, venga dormilona. Arriba.

Sonreí y me desperecé bajando del coche. A mi alrededor todo era desconocido pero el aroma del lugar me embriagaba y me hacía sentirme bien. Alcé la vista y supuse que la enorme casa de piedra ante la que nos encontrábamos sería mi nuevo hogar.
_ ¿Dónde estamos?_ pregunté consciente de que no sabía nada de aquel lugar.
_Ponferrada.
_ ¿Ponferrada? ¿Eso no está rozando con Galicia?
_Casi, tú lo has dicho_ respondió_. Estamos a los límites de León.
> Estamos en lo que llaman Casco Antiguo de la ciudad…

Mi padre siguió hablando pero yo no le escuchaba, estaba embobada observando las mil flores violáceas y azules que decoraban los balcones de aquella calle, mi calle que era…
_ ¿Cómo se llama la calle?
_Calle La Obrera, si no recuerdo mal_ respondió cogiendo mis maletas_. ¿Qué te parece si entramos?

Para mi sorpresa la casona de piedra resultó ser un edificio de tres pisos en cada uno de los cuales había dos puertas.
Mi padre se detuvo ante el 2ºB y el piso resultó ser un dúplex decorado de forma clásica pero con un buen gusto contemporáneo. Típico de mi padre.
_Te regalo la parte de arriba_ me dijo cuando yo observaba todo sin mediar palabra_. Haz con ella lo que quieras menos romperla.
Abracé a mi padre como creo que nunca lo había hecho y desaparecí por la escalera de caracol sintiéndome segura en aquella parte de la casa.
No me sorprendía que mi padre me hubiera confiado el segundo piso así, sin más, pues sabía por mi madre que Diego era un hombre muy liberal y que confiaba plenamente en mí.
Pero aun así resultaba increíble.
Sonreí al entrar en la que a partir de ahora iba a ser mi habitación, y al abrir la ventana vi, a mi alrededor, un barrio antiguo, casi medieval, sin apenas tráfico y con mujeres que caminaban entre risas por las estrellas calles del barrio. Me sorprendí al ver a dos chicos con tablas de skate y a una pareja de adolescentes besándose a escondidas… personas que no combinaban con el ambiente pero que lo hacían único.

El ambiente de una ciudad que ahora era mía y en la que deseaba más que nada en el mundo tener a Chris conmigo. Costara lo que costase.



FIN DE LA PRIMERA PARTE

6 comentarios:

  1. Uy, qué cortito se me ha hecho >< Pero me gusta ^^
    Y tengo muchas ganas de leer la siguiente parte, contada por Chris ^^

    ResponderEliminar
  2. ...excelente la primera parte. muchas gracias por tus palabras porque me dejas con la ilusión de saber más.

    y sobre todo mchas gracias anaid* por tu comentario en mi blog.

    un beso enorme.

    ResponderEliminar
  3. has de la ciudad lo que te de la gana, menos romperla*

    besosdulces*

    ResponderEliminar
  4. Me tienes enganchadisima a la historia!!!! espero la segunda parte con muchas ganas!! un besazo guapa!!!!!

    ResponderEliminar
  5. se me ha hecho pequeño este capitulo, cachis!.
    ponferrada tiene que ser un sitio precioso si tan cerca esta de galicia, con todo verde, un ambiente humedo y unas casas de piedra preciosas...que pasara ahora?

    un besito!

    ResponderEliminar
  6. Dices que capítulo cortito y mañana más... Pues yo quiero que ya sea mañana jum
    Creo que alguna vez he pasado por Ponferrada, pero no suelo recordar bien el nombre de los pueblos por los que paso xD
    ¡Y yo quiero que Chris vuelva yaa!
    Que le hecho de menos snif...
    Un beso
    Carlos

    ResponderEliminar