14 de abril de 2009

Capítulo dos

“He de marcharme”.
Sólo esa frase y un tímido beso transparente que dejó en mí su extraño aroma a canela.
"He de marcharme".

¿Esa era la mejor despedida que se le ocurría bajo la luna llena solos en el parque? Si tal y como creo, Chris es un producto de mi imaginación, he de admitir que mi capacidad de inventar es cada día más pésima.
Cuando llegué a casa me tiré en la cama y cogí una vez más la carta que Kevin me había escrito para invitarme al baile de fin de verano. El papel gastado de haberla desdoblado mil veces aún conservaba el aroma de ese chico de mi clase por el que todas suspiraban y en el que, sinceramente, yo nunca me fijé. Tal vez, porque cuando llegó nuevo el año pasado, llegó también Chris.
¡A quién pretendo mentir! ¡Soy incapaz de decirle que si a Kevin si cada vez que Chris está cerca se me acelera el corazón y se me hiela la sangre al mismo tiempo!

_ ¡Ariadne, teléfono!
La voz de mi madre me sobresaltó, y cuando bajé la escalera ella estaba apoyada contra la pared con el auricular en la mano. Con ver su expresión de dureza me fue suficiente para saber quien llamaba.
_ ¿Diego?
_ ¡Hola cariño!_ dijo mi padre al otro lado de la línea_ ¿Qué tal el verano?
_Bien gracias.
_Escucha, ¿puedes pasar mañana por casa? Tengo que hablar contigo.
_Sin problema.
_ Ah, dile a Cat que venga también. Es mejor que estéis las dos.
Y colgó.

La mirada de mi madre no precisaba de pregunta alguna.
_Dice que pasemos por su casa mañana.
_A saber que tripa se le ha roto ahora.

Y Catrina desapareció tras la puerta de la cocina dejándome sola ante el aparato de teléfono.
Fui al salón, pues sabía de más que hacía rato que él estaba allí, sentado en el sillón grande que daba a la puerta, con sus despampanante ojos verdes fijados en mí que me acercaba lentamente.
Ese era mi problema y con él tenía bastante. ¡Como para que a Diego le picara el instinto paternal!
Me senté en el sillón que quedaba de espaldas al suyo y más rápido de lo que yo esperaba se sentó a mi lado y me pasó uno de sus helados brazos por los hombros. Sin poder evitarlo me recosté sobre él mientras me susurraba al oído que era mejor hablar en mi habitación.

Por supuesto que tenía razón. Y subimos los dos al tercer piso donde me había creado mi espacio en la buhardilla que tanto me gustaba. Sobre la cama aún estaba la carta de Kevin. Carta que Chris cogió sin decir nada y que se puso a leer afanosamente.


Y la misma pregunta sacudió mi mente. ¿Por qué si respira, camina, come y habla sólo puedo verle yo?

7 comentarios:

  1. Aixxx qué misterio!!! Me encanta!!! Ojalá no acepte la invitación de Kevin..¿¿Quién quiere ir a un baile con un chico normal y corriente teniendo todo un don juan de ojos verdes como chris para ella sola (nunca mejor dicho)???


    Un abrazo!=)

    ResponderEliminar
  2. ¿Cómo que no vaya?
    Que acepte y se ponga a bailar "sola" (con Chris) delante de todas, a ver cómo se quedan xD
    No vale cortar las historias así (debería aplicarme el cuento, ¿no? xD), que luego me como el coco intentando adivinar qué pasará.
    Un beso
    Carlos

    ResponderEliminar
  3. Jajaja
    Muchísimas gracias por el comentario, creo que me voy a poner rojo.
    Reconozco que la idea no es mía, sino de mis personajes. En cuanto me puse a escribir me salió del alma, como si me lo hubiesen susurrado al oído sin darme cuenta.
    Y respecto a los problemas, no te preocupes, quiero demasiado a mi Alí y a mi Jorge para hacerles daño antes del último capítulo (aviso desde ya que acaba en tragedia).
    Un beso
    Carlos
    PD: A ti no te digo que nunca pierdas el don de la imaginación porque las palabras corren por tus venas.

    ResponderEliminar
  4. Ay madre!! me acabaréis sacando los colores... [*.*]..Gracias...[*.*]


    Un abrazo!=)

    ResponderEliminar
  5. Igual solo lo ve ella porque sabe mirar mejor que los demás.



    ¡Miau!

    ResponderEliminar
  6. me encanta esta nueva historia, al terminar el post se te quedan con ganas de saber que pasará en el siguiente, si se darán pequeñas pistas para que sepamos porque el chico solo puede verlo ella.

    un beso!

    ResponderEliminar
  7. uffff ... me has intrigadoo sinceramente. a qué se debe que sólo ella pueda verlo?? me dejas con las ganas de más.....

    bello relato , bellas palabras, bella tu inspiración

    un beso enorme.

    ResponderEliminar