15 de abril de 2009

Capítulo 3

Hoy toca capítulo largo, que tengo la inspiración estos días al 110% :)

Sin pretenderlo me quedé dormida, recostada en la cama aún con la ropa puesta y apoyando mi cabeza contra su pecho, pues él aún seguía a mi lado, rodeando mi cintura con su brazo y respirando lentamente.
En momentos como ese, me parecía increíble que nadie salvo yo pudiera verle. ¿Cómo nadie iba a darse cuenta de que alguien más ocupaba mi cama? ¿Qué también se oía su respirar y su aroma llenaba mi cuarto más que el mío propio? Pero nuevamente fui consciente de la realidad. Esa realidad en la cual Chris no existía para nadie. No era más que un producto de mi imaginación. Pero era tan real… tan dolorosamente real…
Cuando mi madre entró en mi habitación a primera hora de la mañana, Chris aún compartía cama conmigo, y como siempre, ella no se dio cuenta de nada.
_Ari, cielo. Despierta que tenemos que ir a casa de tu padre.
_Bajo en seguida mamá_ respondí sentándome en la cama_. No tardo nada.
Sin esperar respuesta, abandonó mi habitación dejándome a solas con el chico invisible.
_ ¿A sí que vamos a ver a tu padre?
_Voy a ver a mi padre_ corregí_. Chris, ¿puedo preguntarte algo?
_Lo que quieras, ya lo sabes.
_ ¿De verdad te hace feliz amargarme la existencia?
_ ¿Cómo?
_Quiero que desaparezcas_ susurré dándole la espalda_. Quiero que vuelvas de donde quiera que hayas salido. Quiero ser una chica normal y corriente que no ve a chicos que nadie más ve.
_Ari… _susurró él acercándose por la espalda.
_No Chris_ dije firmemente_. Ya no…
_Pero yo te quiero.
_ ¡Tú no existes! ¿No lo entiendes?_ grité deseando que mi madre no me oyera_. ¡No eres real! ¡No puedo enamorarme de ti!

De pronto él se puso serio, de una manera que nunca antes había visto, y se situó frente a mí apartando un mechón de mi rebelde melena negra de mi cara.
_ ¿Estás segura de que quieres que me vaya?
_Si_ respondí lo más duramente que pude.
_Bien, entonces adiós.
¿Adiós? ¿Eso era todo? ¿No iba a insistirme en que era tan real como yo como hacía siempre?
_Volveré cuando quieras que vuelva, lo sabes, ¿verdad?
_No quiero volver a verte nunca_ susurré dándole la espalda.
_Nunca digas nunca.


Cuando supe que se había ido corrí al baño a darme la ducha más fría que pudiera mientras las lágrimas brotaban de mis ojos de manera incontrolable. Pues una parte de mí era perfectamente consciente de que Chris no iba a volver, y aunque eso a mi cabeza le parecía la mejor noticia desde hacía ya un año, mi corazón iba a tardar bastante más en asimilarlo.
Salí de la ducha, me sequé el pelo y sin ser capaz de desayunar me metí con mi madre en el coche para ir a casa de Diego.

Cuando llegamos, él estaba en la puerta, sonriendo de una manera que yo nunca había visto y que mi madre parecía haber olvidado definitivamente. Entramos en el pequeño piso en el que vivía mi padre, y ante una mesa de madera nos pusimos a hablar.
_El lunes comienzan las clases_ dijo Diego mirándome con fijeza_. El lunes te irás a ese internado del que me hablaste en el último e-mail, ¿cierto?
Asentí con la cabeza.
_Mira Ari, este verano he estado pensando mucho, ¿sabes? He estado pensando en todo lo que me he perdido contigo y se me ha ocurrido una idea que tal vez te interese.
_Que pretendes Diego_ interrumpió mi madre.
_Cat, tan impaciente como siempre_ respondió él_. Pues bien, ahí va. He pensado en que Ariadne podía vivir conmigo durante este curso. He comprado un piso en una pequeña ciudad y creo que sería buena idea.

No sabía que contestar. ¿Irme a vivir con Diego? ¿Mi padre? Vale que la idea del internado se me antojaba insoportable, pero dudo seriamente que vivir con él fuera mejor. Al fin y al cabo nunca había pasado más de un fin de semana con él, y en muy contadas ocasiones.
_ ¿No vas a decir nada, Catrina?
_Es ella quien debe decidir, Diego_ dijo mi madre para mi asombro.
_ ¿Qué dices? ¿Te atreves a probar?_ dijo él.
_Si_ contesté en un arrebato_. Vamos a intentarlo.



Quería alejarme de Madrid tanto como pudiera. De mi habitación en la que tantas horas había compartido con Chris, del banco en el que me besó por primera vez, del parque de la Luna Llena… Quería alejarme de todo lo que me pudiera obligar a imaginarle de nuevo, y marcharme con mi padre a algún lugar perdido era la mejor manera.
_ ¿Te parece bien que marchemos el viernes?
_No_ respondió mi madre_. El viernes es el Baile y Ari me prometió que iría.
_Pero mamá…_ protesté.
_Lo prometiste, así que irás.
_Está bien_ dije_. ¿Nos vamos?

Mi padre me dio un beso en la mejilla con una cara de felicidad que yo creía imposible en su rostro cuadriculado, y me metí de nuevo en el coche de mi madre esperando el sermón que se había aguantado en casa de Diego.
_ ¿Y bien? ¿No vas a decirme nada?
_Creo que no hace falta.
_Sé de sobra que no te hace ninguna ilusión que me vaya a vivir con Diego.
_Cariño, aunque te cueste creerlo, me siento más segura si estás con tu padre que con un grupo de desconocidas que no sé ni cómo te trataran.
_ ¿En serio?
_En serio.
Cuando llegamos a casa, el uniforme de azafata de mi madre ya estaba encima de la tabla de planchar y ella lo miró con la misma ilusión de todos los años. Le encantaba volar, era su vida y lo que más feliz le hacía, por eso le había dicho que no me importaba estar interna durante el curso si ella iba a estar más tranquila. Pero sí que me importaba, me daba mucho miedo verme sola durante nueve meses en un recinto cerrado. Así que le estaría eternamente agradecida a Diego, digo… a mi padre, por la idea de vivir con él.

* * *

Cuando llegué a mi habitación cogí la carta de Kevin evitando recordar la suavidad de las manos de Chris que habían sujetado ese papel. Pero increíblemente, él no apareció y cogí el móvil para marcar el número de ese chico, que no se por qué, me había invitado al baile.
_ ¿Kevin?
_ ¿Ari? ¿Eres tú?
_Sí, oye…_ dije algo avergonzada_. ¿Sigue en pie lo del baile?

6 comentarios:

  1. Pues para ser largo, a mí se me ha hecho corto, así que imagina la adicción que me causan tus palabras.
    Ais, pero yo no quería que dejase a Chris, con lo... Creo que perfecto es la palabra que busco.
    Y creo que si no quiero desvelarte cosas antes de que sucedan tengo que evitar ese tipo de evidencias (es mi forma de decir que has acertado de pleno xD).
    Y lo siento, pero soy así, los finales me salen trágicos o, cuando menos, les hago unas cuantas putadas a mis queridos personajes.
    Como siempre, me encantó el texto en general (cómo lo narras, lo que sucede, ese giro inesperado e imperdonable de deshacerte de Chris por ahora...), aunque siendo tú la autora no me extraña.
    Un beso
    Carlos

    ResponderEliminar
  2. Hola guapa!! despues de unos dias ausente del mundo virtual vuelvo a estar por aqui! tu que tal? has hecho vacaciones?

    Me acabo de leer los tres capitulos del tiron y ME HE ENGANCHADO!!!!! me encantan las historias de "imposibles" estoy deseando q publiques un nuevo capitulo!

    Besos!!!

    ResponderEliminar
  3. Y a esto le llamas largo? yo esperaba más... :( Debe ser que me gusta tanto que no me canso de leerlo... Ahi va! De todas me muero por el siguiente capítulo...
    Beshos!

    ResponderEliminar
  4. que pasara? un nuevo lugar, un nuevo ambiente, y sin el...ya se vera ya se vera :)


    Mi pelea constante suele rondar por elegir entre el corazon y la razon, y no siempre gana el mas adecuado...pero es lo que hay.
    y no fue culpa del caballero, reconozco que fue mia, pero una "amiga" lo empezo, y ahora no se ha dignado en aparecer, aunque sabe algo de lo que paso.

    Con mi caballro ya estan las cosas casi arregladas, menos mal, pero mil gracias. Algun dia, cuando llegue el momento de la separacion (que no esta tan lejana como me gustaria creer) no me vendria mal una de esas frases bonitas que me dejas en el blog que me animan el dia :)

    un beso enorme

    ResponderEliminar
  5. Dios chica, eres una maestra, esta historia tiene gancho, tengo ganas de leer la siguiente parte
    Espero que dentro de cuatro semanas, cuando termine los examenes hayas escrito unos cuantos, porque voy a necesitarlos:P
    Hasta que los termine no voy a publicar nada ni comentar, pero os voy a echar de menos, besoso
    dw

    ResponderEliminar
  6. anaid* dejame decirte que me ha resultado cortoooooo, me tienes enganchada, y sobre la desaparición en cierta manera duele que haya desaparecido, aunque supongo que refleja algunas relaciones de la vida real, cuando tenemos a esa persona que nos hace vivir en un mundo raro y alejado de lo que es "normal"...espero que él vuelva con ella....no tardes mucho en publicar jaja, eres genial.

    un abrazoooo fuerte.

    ResponderEliminar